La marca del asesino, de Seijun Suzuki

posted in: Top 100 | 0

La mafia de Japón clasifica a estos asesinos por número, por lo cual el enigmático número uno es el que todos se preocupan, pero nadie lo sabe. ¿Existe verdaderamente este asesino o es un mito desarrollado para asustar a los números que le siguen? Así, en este planeta sin corazón regido por un código sin corazón, un asesino que fracasa es un futuro muerto. No hay segunda ocasión ni perdón, perder tu misión te transforma en el próximo propósito. Así, el cazador se transforma en cazado y el miedo se apropia del una vez tan valeroso yakuza que por último se hunde en el alcohol.

 

“La marca del asesino” empieza como algún otra película negra de america. Excepto que nos encontramos en Japón, no en los USA. El ámbito es oscuro y brumoso, los asesinos a sueldo hablan, el alcohol fluye y la música estridente de jazz es fuerte en nuestros oídos… Estos últimos se evaluan durante la producción. Muy rápidamente, en esta película donde las mujeres están enamoradas y excéntricas y donde los hombres son solitarios y torturados, exhibe toda la singularidad de esta obra cinematográfica. Así, los efectos visuales y la transición de imagen son tan varios e ingeniosos que el director japonés haría que Orson Welles o Quentin Tarantino parecieran novatos apasionados. Empieza con toques autenticos que impulsan nuestro interés. La escena de transición después de la carrera continúa desde el inicio de la película es una obra maestra pura. En lo personal, jamás lo he visto en otro lugar. Después, después del primer tercio, la obra de Seijun Suzuki cae en un mundo psicodélico, alucinado, uno pensaría que está en un sueño, no en una pesadilla despierto… No lo comprendes todo, las situaciones se suceden sin que sepas lo que está pasando, el director no deja respiro a los espectadores que se mueven todo el tiempo de un mundo a otro. La lógica algunas veces se ahoga en el fluído estilístico destilado por el director. La música y los distintos sonidos, como el sonido del agua corriente, juegan un papel tan considerable como la imagen de la película. Este trabajo es embrujador!

“La marca del asesino” es una película loca que no escatima la imagen de asesinos a sueldo algunas veces ridiculizados. Estos últimos son tristes y temerosos, aunque al principio se muestren como seres viriles e insensibles. Hay oscuridad en esta película, pero también situaciones de frivolidad y desnudez… La película algunas veces roza el ridículo y la caricatura, pero sin ninguna nota falsa de inicio a fin. El director jamás hace bastante. Además, los hallazgos estilísticos de Seijun Suzuki sirven a la historia y dan una atmósfera única a la película. Olvidé nombrar la luz y el blanco y negro… ¡Fantástico!” La “marca del asesino” toma la forma de una película en fase de prueba aunque, en mi opinión, no lo sea del todo.

104100

Los 4 actores primordiales (dos hombres y dos mujeres) son todos increíbles. Además, los papeles secundarios prácticamente no hay en esta película donde las situaciones exteriores tienen lugar, la mayoria de las veces, en las calles de un Tokio desierto. No hay nada interesante en las vidas de los diferentes personajes principales de la historia. Hay bastantes reveses en este ámbito, por lo cual posiblemente haya miedo y ansiedad. El alcohol regresa la cabeza para no hacerlos perder. ¡Una botella para sanar almas afligidas!

Sé muy poco de este director japonés con el que descubrí : “la juventud de la bestia”, una película que los más jóvenes tienen que comprender a través del manga del mismo nombre. No obstante, me se ve que “La marca del asesino” es una obra además en la filmografía de Seijun Suzuki. De todos métodos, aprendo con desconcierto del increíble disco de dvdclassik que “la marca del asesino” causó la pérdida del director japonés.

¿A quién le agrada el cine negro americano o japonés?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *