La historia oficial, por Luis Puenzo

posted in: Mi biblioteca, Top 25 | 0

Hace un largo tiempo que no hablo de cine en mi blog. No sé ustedes, pero yo se encontraba comenzando a extrañarlo un poco…. Y después, con un sitio llamado “libros y películas”, en ocasiones hay que pasar por las películas. De todos métodos, hoy voy a hablarles de una película argentina y eso es bueno, porque jamás he hablado de cine argentino en mi cibersitio.

“La historia oficial” es una película argentina apuntada en 1985 por Luis Puenzo. Así que, aunque esta película ganó el reconocimiento en todo el mundo con el Oscar a la Mejor Película en Lengua Extranjera de 1986, sólo hace unos días descubrí este extenso film. Así que la película empieza con una escena donde los jóvenes cantan el himno nacional argentino, es el primer día de escuela, lo entendemos ipso facto a la siguiente escena, cuando la profesora de historia Alicia Marnet Ibáñez se muestra a sus estudiantes, chicos de unos 18 años de edad. La profesora enseña su método de trabajo, así como la razón de la consideración de su asignatura. Es que la historia con una enorme H hace más fácil comprender el planeta. Y no es porque sea un aficionado a la historia por lo cual transcribo las expresiones (muy sensatas) de Alicia, sino también (y sobre todo) porque ahora mismo de la película todavía no entendemos quién es quién y quién hace qué, y que las sensatas expresiones de Alicia irán consiguiendo de a poco su pleno concepto. Así, la acción se posiciona en Buenos Aires, en 1983, la dictadura militar vive sus últimos instantes. Además, los estudiantes rebeldes de Alicia cuestionan la historia oficial, la historia defendida por la profesora que, el primer día de clase, explicó que logró viable comprender el planeta y el planeta, que es también el de el propio, el que ella se ve no comprender. Hay que entender que la profesora de historia Alicia es parte de la burguesía, vive bien, se ve estar según con la dictadura vigente…. No obstante, Alicia Marnet Ibáñez acabará quitándose las anteojeras, comprenderá lo que está pasando, más que nada después de que su amiga Ana, que regresó del exilio, le cuente sobre la tortura, su bebé robado, etc… El planeta de Alicia por último se pone patas arriba cuando se embarca en una loca investigación para saber si su hijo adoptivo no fué robado a alguien, alguien como su amiga Ana. Cerca de Alicia, nadie quiere entender nada, su marido repudia todas las discusiones, en tanto que el sacerdote de la profesora de historia, a quien ella confesará, le habla de la intención divina mientras permanece cerrado a cuestiones inquietantes.

la_historia_oficial

“La historia oficial” es, entonces, una película argentina sobre la historia nacional y familiar. Es una película increíblemente sobria, pero simultáneamente increíblemente emocionante, dramática, íntima y esta privacidad en ocasiones nos recuerda al director John Cassavetes. También, como creo en Cassavetes, el director argentino enfatiza la expresión física de sus actores. En ocasiones hay primeros planos de caras llorando o angustiadas. Además, me pareció muy atrayente que la actriz primordial interprete el papel de una profesora de historia que se enfrenta a la crónica de su país, desafiándola (con dolor), así como a su propia historia. Precisamente, la película trata el tema de la dictadura de un país, pero el director Luis Puenzo nos impide la clase de historia, va allí con pequeños toques, pero estos alcanzan para hacernos sentir el ámbito que reinaba en Argentina en ese instante. Por último, esta película trata primordialmente de bebés robados a lo largo de la dictadura argentina, un extenso film en el que el director se ubica del lado de la familia que adopta al niño y no del lado de la familia que es robada (aunque también es una cuestión de eso).

historia oficial – foto1

Para deducir, quisiera recordarles que la situacion de los niños robados a lo largo de la dictadura argentina, una dictadura militar que sucedió entre 1976 y 1983, tiene relación al establecimiento de un robo sistemático y ordenado por parte del Estado de los bebés de los contrarios. A lo largo de esta dictadura, hubo cerca de 500 bebés robados y dados en adopción con un nombre falso. El tema de la película es difícil, pero se habla con maestría. De hecho, el director impide todas las trampas del género, como llevar a cabo la historia bastante maniquea, artificial, triste para (también) llorar, heroica, etc. Sólo puedo animarles a que compren el DVD, más que nada porque la imagen de la película fué avanzada hace poco.

¿Qué te se ve eso? Gracias por leerme.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *